El mago de Oz


Dorothy era una niña más, que vivía en una granja en medio de Kansas con sus tíos, y cuyo único entretenimiento era jugar con su perrito Totó. Pero todo cambia un día en que un ciclón se lleva toda la casa por los aires, con Dorothy y Totó dentro, hasta un país desconocido del que nadie ha oído nunca hablar. Empieza entonces una increíble aventura donde Dorothy hará nuevos amigos, tratará con brujas buenas, brujas malas, munchkins, monos voladores, árboles guerreros, arañas gigantes, un espantapájaros, un hombre de hojalata, un león cobarde, y muchos, muchos más variopintos personajes, en busca del camino de vuelta a casa que sólo el mítico mago de Oz puede indicarle.

Este libro, cuyo título original en inglés es “The Wonderful Wizard of Oz” fue escrito por el estadounidense L. Frank Baum en 1900 (justo ahí, ni un año más, ni un año menos), y fue un auténtico exitazo. Había tanta gente pidiendo una continuación, que su autor acabó escribiendo una serie de nada menos que 14 libros sobre Oz y, a su muerte, otros escritores continuaron la serie hasta sumar nada menos que 40 libros (ríete tú de los 7 de Harry Potter). La mayoría no han sido traducidos al castellano; pero los primeros sí.

L. Frank Baum tuvo tiempo también de escribir muchas que no tienen que ver con Oz, como “Vida y aventuras de Santa Claus”, y un montón de cuentos variados.

Se han hecho varias adaptaciones de esta historia al cine, tanto de imagen real como de animación, siendo la más conocida la realizada en 1939 e interpretada por Judy Garland, que está bastante bien. La pega es que no salen tantas cosas como en el libro. Por ejemplo, ¡no salen los monos voladores! Increíble, ¿verdad?

Si controláis lo bastante de inglés, podéis leer este gratuitamente este libro (y buena parte de sus continuaciones) en:

Si no controláis de inglés, en cualquier biblioteca mínimamente grande es fácil de encontrar; y si buscáis en librerías hay varias ediciones para elegir.

Corrección: Tal y como comenta Vanesa, resulta que en la película sí que salen los monos voladores. ¡Vaya patinazo!  Hay un país entero que no sale, y varias cosas más, pero los monos sí que salen. ¡Gracias, Vanesa, por la corrección!

Anuncios

Un pensamiento en “El mago de Oz

  1. Me encanta esta película y hasta hace bien poco no sabía que la peli había salido de un libro. Intentaré leer el libro haber qué cosas cambian, pero creo recordar en mi memoria que en la peli que vi sí que salían esos monos voladores… Será otra versión entonces!

    ¡Os animo a que leáis o veáis El mago de Oz!

Los comentarios están cerrados.